Turismo del vino en Borgoña

Dentro de la enorme diversidad y prestigio de los vinos franceses, los de Borgoña son unos de los más reputados; la calidad y variedad de sus vinos así como un territorio privilegiado y el enorme abanico de posibilidades existentes para realizar enoturismo en Borgoña justifican esta fama.

El área de Borgoña

Con capital en Dijon, la zona de Borgoña se sitúa en el centro-noreste del territorio francés; la calidad y alma de sus vinos están, en buena parte, influidos por la geología del terreno  que varía enormemente de un lugar a otro, lo que hace que dentro del territorio podamos encontrar una gran diversidad de vinos.

Por otro lado,  la climatología, con veranos suaves, inviernos muy fríos y enorme posibilidad de heladas que comprometan la correcta maduración de la uva, hace que los viticultores hayan desarrollado técnicas de vanguardia para evitar en lo posible, la influencia de las malas condiciones climatológicas en los viñedos.

borgoña

Contacta con nosotros

Nombre*

Email*

Teléfono*

Mensaje

Vinos y uvas en Borgoña

Dentro del territorio borgoñón podemos distinguir los siguientes vinos principales:

Chablis

Elaborado en las proximidades de la ciudad de Auxerre, el Chablis es una variedad de la indicación geográfica de los “Vinos de Yonne” pertenecientes a la región de Borgoña. Se elaboran exclusivamente vinos blancos con las variedades de uva Chardonnay y Sauvignon Blanc.

Los vinos de la zona se caracterizan por una elevada acidez y la abundancia de notas minerales gracias a un suelo calcáreo y rico en fósiles marinos, singularmente de diminutas conchas. Estas características proporcionan unos vinos fuertes pero elegantes.

Auxerre Borgoña

Côte d´Or

Se trata de la zona donde se encuentran los vinos más famosos y caros del territorio borgoñón, lo que se justifica en parte por la escasez del territorio, que abarca unos cuarenta kilómetros de largo y dos de ancho, así como de la producción.

Los vinos más reputados de la región (Grand Cru) se suelen cultivar en las laderas elevadas de las estribaciones del terreno, donde las viñas gozan de un mayor número de horas de sol.

Normalmente el proceso de elaboración y el tipo de suelo, calcáreo, da lugar a unos vinos tintos firmes, estructurados y potentes que han perdurado en el imaginario colectivo como sinónimo de calidad y lujo.

Algunas actividades de enoturismo en Borgoña

Con una poderosa industria orientada al enoturista, la zona de Borgoña ofrece una gran variedad de actividades para satisfacer todos los gustos.

Las personas más interesadas en descubrir las interioridades de los vinos borgoñones podrán realizar cursos oficiales de vinos en la Escuela de Vinos de Borgoña y los enoturistas más interesados en la historia del vino podrán optar por realizar visitas a las abadías en las que se reorganizó la producción de vino en la región hace más de ochocientos años, o al Hospicio de Beaune del s. XV, edificio histórico y emblemático de la Borgoña, famoso por su subasta de vinos que se celebra el tercer domingo de noviembre cada año.

Otra de las experiencias que no pueden faltar a la hora de planear una ruta de enoturismo en Borgoña es la visita a bodegas, en este sentido, la carretera D-974 (Route de Gran Crus) con dirección a Beaune actúa como columna vertebral de un viaje en el que el visitante podrá sorprenderse con un paisaje salpicado de viñas, colinas y bodegas que parecen sacadas de otro siglo.

Hospicio Beaune

Las cookies pueden ayudarnos a mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando entendemos que aceptas que las usemos. Cookies help us deliver our services. By using our services, you agree to our use of cookies. Info> | X